Bautismo en agua

8. Bautismo en agua- ¿Sumergido o rociado?

La Biblia dice "Arrepiéntanse y sean bautizados cada uno de ustedes, en la nombre de Jesucristo para la remisión de pecados..." (Hechos 2:38). No hay duda acerca de si debemos ser bautizados. Las preguntas son ¿cómo, cuándo y por quién? Está claro también en la Escritura que los que fueron bautizados fueron sumergidos completamente en agua. Ésta es la razón porqué:

"Y Juan también estaba bautizando en Aenon, cerca de Salim, porque había mucha agua allí..." (Juan 3:23). Si Juan estaba simplemente rociando a los creyentes, él sólo habría necesitado un vaso de agua.

El carcelero filipense y su familia fueron bautizados a media noche, tan pronto como creyeron. Entonces, ¿Qué estás esperando? ¿Quién debería bautizarte? Es claro en la Escritura que otros creyentes tuvieron el privilegio, pero consulta con tu pastor, puede ser que él desee tener el honor de bautizarte.

Nota: El bautismo no te salva, es tu expresión pública de que te arrepientes de tu pecado y de que has puesto tu fe en Jesús. Al sumergirte por completo en el agua, estás declarando que mueres a tu viejo hombre y has nacido de nuevo. Te bautizas porque Jesús, tu nuevo Señor, lo demanda.