Dándole a Dios

9. Dándole a Dios- La última frontera

Una vez se dijo que la billetera es la “última frontera”- es decir, que es la última cosa que las personas rinden a Dios. Pero debería ser lo primero junto con nuestro corazón rendido. Jesús habló mucho acerca del dinero. El dijo que no podíamos servir a Dios y a las riquezas (Mateo 6:24). En arameo, la palabra usada en este verso significa "aquello en lo que se confía". En otras palabras, el dinero no es nuestra fuente de gozo, nuestro sentimiento de seguridad, ni el suplidor de nuestras necesidades - Dios lo es.

Cuando des, asegúrate de dar con un corazón alegre. Nuestra ofrenda debería ser sistemática y con propósito, en la iglesia en la cual nos congregamos (mira 2 Corintios 9:7). Debe ser en respuesta a una necesidad (Hechos 11: 27-29). Debe ser un sacrificio (Gálatas 2:10) y debe hacerse en secreto, con un corazón humilde (mira Mateo 6:1-4). Además, es una clave para tener para el fruto espiritual (Lucas 16:10-11).