El Amor de Dios: Presentación Bíblica
Por Ray Comfort

Ray Comfort El mensaje del evangelio moderno es "Dios te ama y tiene un plan maravilloso para tu vida". Sin embargo, nuestra idea de "maravilloso" y la del mundo pueden ser un poco diferentes. Lleva al pecador a través de las páginas del libro de los Hechos y muéstrale la terrible escena de las piedras que rompieron los huesos de Esteban. Entonces sonríe y susurra, "maravilloso..." Imaginen cómo sería el sonido desgarrando la espalda del apóstol Pablo. Busquen juntos la palabra "sufrimiento" a través de las Epístolas y piensen si se puede susurrar al mundo la palabra ¡maravilloso!

Después de un paseo por la calle honestidad, podrían pensar que los placeres del pecado son un poco más atractivos que el llamado a "ser maltratados con el pueblo de Dios." John MacArthur dijo: "Tenemos que ajustar nuestra presentación del evangelio. No podemos descartar el hecho de que Dios odia el pecado y castiga a los pecadores con tormento eterno. ¿Cómo podemos comenzar una presentación del evangelio diciéndole a la gente en su camino al infierno que Dios tiene un plan maravilloso para sus vidas?”

¿Quién en el mundo va a escucharnos si somos tan descaradamente honestos acerca de la vida cristiana? Quizá no los mismos que serían atraídos por la idea de un plan maravilloso. Sin embargo, la respuesta a nuestro dilema es presentar el tema de la justicia, en lugar de la felicidad. Esto es lo que hizo Jesús. Él usó los Diez Mandamientos para mostrar a los pecadores el estándar justo de Dios (Lucas 10:25,26; 18:18 - 0). Una vez que el mundo vea el estándar perfecto por el cual serán juzgados, empezarán a temer a Dios, y por el temor de Jehová los hombres se apartan del pecado (Proverbios 16:6). Comenzarán a tener hambre y sed de la justicia que es en Cristo Jesús.

Si estudias el Nuevo Testamento, verás que el amor de Dios casi siempre está en relación directa con la cruz:  E amor de Dios, porque Dios amó tanto, Dios muestra su amor, etc. (ver Juan 3:16; Romanos 5:5 , 6,8, Gálatas 2:20, Efesios 2:4,5; 5:2,25, 1 Juan 3:16, 4:10;. y 1:5 Apocalipsis, entre otros) La cruz es el punto focal del amor de Dios para el mundo. ¿Cómo podemos apuntar a la cruz, sin hacer referencia al pecado? ¿Cómo nos referimos al pecado sin la ley (Romanos 7:7)?

La manera bíblica de expresar el amor de Dios a un pecador es mostrarle cuán grande es su pecado (usando la ley.  Romanos 7:13, Gálatas 3:24) y luego presentarle la gracia de Dios en Cristo. Esta fue la clave para llegar a tantas personas en el Día de Pentecostés. Ellos eran "devotos" judíos que conocían la ley y sus demandas santas y por lo tanto, aceptaron fácilmente la misericordia de Dios en Cristo para escapar de su ira terrible. Cuando uses la ley para mostrarle al mundo su verdadero estado, prepárate para que los pecadores te den las gracias. Por primera vez en tu vida, verás el mensaje cristiano como una expresión de amor y preocupación por su bienestar eterno, en lugar de limitarnos a hacer proselitismo para un mejor estilo de vida en esta tierra.

~Ray Comfort